Cuetzalan

Vine a Cuetzalan a tomar café
y me tomó la noche
y la niebla
y me llovió
y escuché mi nombre
y olvidé.

Vine a Cuetzalan
a conversar conmigo
y me quedé en silencio

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *